domingo, 16 de diciembre de 2012

Presupuestos 2013: Políticas para combatir la crisis




  La próxima semana en el Parlamento vamos debatir y decidir el Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2013. Será de nuevo, como desde hace muchos años, una semana en la que el Parlamento asumirá la responsabilidad de distribuir los recursos de que dispondremos para atender los servicios más básicos dependientes de la Junta y los programas que se pondrán en marcha para atender las necesidades más urgentes en Andalucía.

     Pero éste es un Debate de Presupuesto especial, en el que no sólo debemos conseguir la mejor eficiencia y justicia en el reparto de los recursos; en esta ocasión se va a decidir algo más. Se trata de decidir, en el marco de nuestras competencias, qué políticas escogemos para combatir la terrible crisis que sufrimos. Crisis que destruye empleo, que amenaza servicios fundamentales para el bienestar de los ciudadanos, que genera desesperanza entre los jóvenes y desconfianza en las instituciones públicas, cargando las peores consecuencias y sacrificios sobre las espaldas de los más frágiles de la sociedad.

  Desde el estallido de la crisis financiera en EEUU, hace ya casi cinco años, se han producido efectos cada vez más dañinos para el desarrollo de nuestras economías. En este plazo, hemos pasado de estar convencidos de que la avaricia de los mercados financieros y la ausencia de control de los bancos eran el origen de la crisis -y por ello había que exigir responsabilidades y ´refundar el capitalismo´-, a la situación actual en la que la tristemente famosa Prima de Riesgo y las Bolsas intentan imponer su intereses especulativos a los gobiernos democráticos de numerosos países.

    Se ha ido extendiendo la idea de que el único camino para superar la crisis era recortar los servicios públicos, retroceder en las garantías laborales y rebajar los niveles de renta de los trabajadores. Austeridad y recortes, son el mantra que repiten dirigentes de algunos países poderosos del norte de Europa -con Alemania a la cabeza-, y algunos Organismos Económicos Internacionales.

   Pero no es cierto, nunca debemos aceptar que para la resolución de un problema o la consecución de un objetivo social, hay sólo un camino. Siempre hay múltiples maneras de abordar un desafío social. Cada vez somos más los que reclamamos que para salir de la crisis es imprescindible combinar la disciplina presupuestaria y fiscal con medidas para la reactivación económica.

   En la cumbre celebrada en París esta semana, el Foro del Progreso Social, durante su inauguración con el Presidente francés François Hollande, la presidenta brasileña Dilma Rousseff afirmó: "Los proyectos que se basen exclusivamente en la austeridad llevarán al fracaso a los países que siguen esas vías”.  La evolución que hemos sufrido en estos más de cuatro años de crisis lo demuestran.

  Pienso que ha llegado el momento de reclamar la puesta en marcha de medidas anti-cíclicas que reactiven la economía y el empleo; y todo ello sin traspasar las líneas rojas de defensa de los servicios básicos y esenciales.

   Por todo ello, en los presupuestos que nos disponemos a aprobar deben ocupar un lugar esencial los recursos destinados a: 
  • La defensa de la Educación Pública.
  • El apoyo al Sistema Público de Salud.
  • Y los Servicios Sociales y de Dependencia.
  Y junto a estos compromisos en defensa del Estado del Bienestar y que son para reactivar la economía y recuperar la senda de progreso, hay también que favorecer la promoción de: 
  • Empleo, compensando los recortes en Presupuestos Generales del Estado para Andalucía en las políticas activas de empleo y asegurando las ofertas en Educación, Salud o Dependencia en defensa de las Políticas de Bienestar.
  • Inversión en I+D+I para la modernización de la economía y la construcción de nuevas oportunidades de futuro para Andalucía.      
  • Y más dotaciones para las Becas, y que así compensen los recortes del Ministerio de Educación.
   Porque existen otras Políticas, otros caminos, sin recortes indiscriminados, sin que haya privatizaciones de servicios públicos esenciales de sanidad o educación, sin el abandono de la investigación o la innovación. Esas políticas solidarias y de recuperación del progreso son las que deben apoyar los Presupuestos para 2013 que aprobemos la próxima semana para sacar a Andalucía de la crisis.

Andalucía, 16 de diciembre de 2012
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

4 comentarios:

  1. Menos mal que la derecha no gobierna en Andalucía, aquí nos diferenciamos del resto de España para bien, para que luego digan que los andaluces no sabemos elegir bien.

    ResponderEliminar
  2. ¿Realmente se cree todo lo que dice? ¿Dónde está hoy en día la diferencia entre el PSOE y el PP?

    ResponderEliminar
  3. Si no me lo creyese no podría transmitirlo y, por supuesto, hay diferente entre PSOE y PP, mucha. Desde el PSOE se ofrece una alternativa progresista y trabajamos por el mantenimiento de los servicios públicos y básicos para una sociedad como son la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales y la Dependencia. Y de los errores cometidos, estamos en marcha para corregirlos y ofrecer buenas propuestas y soluciones a la situación actual.

    ResponderEliminar
  4. Los presupuestos actuales parecen que no le están dando mucho la razón a usted...

    ResponderEliminar

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.