domingo, 17 de febrero de 2013

28F: Historia viva de Andalucía


    Se acerca el 28 de febrero, Día de Andalucía, una fecha central en la rica y extensa Historia de Andalucía. Hemos sido un enclave próspero e influyente cuando fuimos el extremo occidental del Imperio Romano, el norte del Islam más poderoso, el Sur de la Europa que se abrió hacia América o la Puerta de América y África al Viejo Continente. Pero, cuando España se desconectó de Europa, nos tocó la peor parte del empobrecimiento.

    Cuando recuperamos las Libertades y la Democracia, hubo quienes intentaron impedir que nos incorporáramos en condiciones de igualdad con las Comunidades que reclamaban autogobierno para aprovechar las oportunidades de desarrollo.

    La firme determinación del pueblo andaluz, que veía en la Autonomía Plena la palanca para salir del atraso y el subdesarrollo, exigiendo un trato de igualdad con las demás regiones de España, culminaría con el Pacto de Antequera, que propició la conquista de nuestra autonomía mediante el Referéndum del 28 de febrero de 1980. Para Andalucía, la autonomía fue ante todo la recuperación de nuestro derecho, a través del artículo 151 de la Constitución Española, de volver a formar parte de la Historia activa y protagonista de la prosperidad económica y cultural de Europa.

    Y tal desarrollo de la autonomía y el autogobierno nos ha permitido desplegar un marco competencial propio y conseguir notables avances en cohesión territorial y social. Nuestra sociedad dispone hoy de infraestructuras acordes con las necesidades actuales y hemos conseguido avances culturales y tecnológicos; sin olvidar nuestros servicios de Salud, Educación y de Igualdad y Protección Social, semejantes a los de las regiones más avanzadas de España y Europa.

    La grave crisis nos ha colocado ante una difícil situación. Nuestra capacidad de autogobierno está amenazada, tanto por intentos recentralizadores, como por afanes insolidarios que pretenden eliminar nuestros derechos, lo que provocaría un retroceso en la cohesión social y territorial, y volver a los viejos esquemas que nos condenaban a jugar un papel secundario.

    La autonomía andaluza basó su legitimidad en una profunda vocación social, su defensa de la igualdad y la redistribución de la riqueza. Nuestra concepción y voluntad de autogobierno es integradora en lo territorial e incluyente en lo social. Hoy seguimos defendiendo los mismos postulados, y en la reforma que hicimos del Estatuto así se evidenció. Ahora, con las dificultades derivadas de la crisis, los mismos que nos negaban nuestro derecho en el nacimiento del Estado de las Autonomías, quieren que desandemos el camino recorrido y rebajar nuestra capacidad de autogobierno.

    Por ello, es preciso redoblar la defensa de nuestro Estatuto, con el mantenimiento de los servicios públicos, el fomento del empleo y la generación de riqueza de forma sostenible. En esta labor, el Parlamento juega un papel fundamental, la Casa de todos los andaluces donde se vela por nuestros intereses.

    Y como tal, abrimos sus puertas el próximo domingo, 24 de febrero, para mostrar todos los rincones de esta institución, para poder contemplar este bello edificio y conocer la actividad parlamentaria. Os invito a visitarnos este día, estaremos encantados de que la expresión Parlamento Abierto cobre máximo sentido. Os esperamos, para celebrar todos juntos nuestro Día de Andalucía. 
Andalucía, 17 de febrero de 2013
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.