domingo, 10 de febrero de 2013

Erasmus de empleo juvenil




    Hay que iniciar un cambio de rumbo en las políticas económicas de la Unión Europea. Muchos llevamos tiempo defendiendo que las restricciones y los recortes no son la única receta que se debe aplicar. Está comprobado: en España y en Andalucía vemos cómo las cifras de paro y de cierre de empresas continúan creciendo. Es preocupante y hacen falta respuestas inmediatas.

    Para ello, apuesto por reactivar la inversión pública y, especialmente, apoyar a nuestros jóvenes y darles la oportunidad de acceder al mercado laboral. Porque el esfuerzo de Andalucía en las últimas décadas para mejorar la formación y la educación ha de tener continuidad con trabajo; y porque los cientos de miles de jóvenes andaluces constituyen uno de nuestros principales activos para afrontar la crisis y no los podemos perder.

    De hecho, la nueva economía nos exige nuevas capacidades y una fuerte innovación. Y estos jóvenes van a ser nuestros principales valedores. Por eso, es clave también la cumbre europea de este fin de semana y las decisiones en materia presupuestaria.

    De entre todas las iniciativas, me sumo a la que propone dar oportunidades de trabajo a los millones de jóvenes que deben incorporarse al sistema productivo en la UE. Es un buen camino, porque esa incorporación ayudará a impulsar la innovación que Europa precisa para recuperar un papel protagonista en este mundo global de nuevas potencias y revolución tecnológica. 

    Además, un ambicioso plan de empleo juvenil permitiría abrir un horizonte de integración social activa a centenares de miles de ciudadanos que en su primer empleo verían un beneficio tangible de las políticas europeas.

    La inversión debe ser valiente y debe impulsar la creación de millones de empleos para jóvenes. Esta especie de Erasmus para el empleo necesita una apuesta decidida e, independientemente de los fondos europeos que se le asignen, tanto España como Andalucía deben reforzar esa política. Porque si esta medida, que acaba de comenzar, resulta al final insuficiente, perderá su esencia y su efectividad. Es por ello que, como afirma el Gobierno de la Junta de Andalucía, todas las fuerzas políticas de Andalucía debemos remar juntas para lograr el mejor acuerdo final de fondos con Europa y España para invertir en nuestra juventud.

    Porque una iniciativa así, bien planteada, dotada y ejecutada, es decisiva para conseguir un futuro más competitivo: activaría la capacidad de los jóvenes más preparados de la Historia en Europa y sería un motivo para la esperanza y la recuperación de la confianza, tanto en nuestras posibilidades como en el proyecto europeo.

    Esta iniciativa abre una oportunidad para Andalucía y España, que deben aprovechar las oportunidades que nos ofrece, volcarse en ella y trabajar para que amplíe y llegue a más jóvenes. El éxito de la misma está por escribir, de todos depende que finalmente sea así.


Andalucía, 10 de febrero de 2013
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

2 comentarios:

  1. ¿No le parece una tomadura de pelo para España lo que decide la UE? Porque no paran de reducir el dinero que nos dan...

    ResponderEliminar
  2. Entiendo que pueda haber algo de desilusión con según qué medidas. Ésta del fomento del empleo para jóvenes es una buena idea, aunque haya estado dotada con fondos insuficientes de inicio. A ver si entre todos logramos que aumente la cuantía y, sobre todo, que sea eficaz.

    ResponderEliminar

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.