domingo, 31 de marzo de 2013

Tiempo de acuerdos


    En momentos de dificultad como los que vivimos, en los que se acumulan las negativas consecuencias de la dilatada crisis que sufrimos, resulta difícil para los ciudadanos entender que se mantengan comportamientos descoordinados o enfrentamientos entre las diversas administraciones; o entre éstas y las organizaciones sociales, a la hora de buscar soluciones para las graves necesidades que padecemos.

   Muy al contrario, se exige cada vez más a todas las instituciones, sobre todo a las sociales y de carácter público, que antepongan la voluntad de acuerdo frente a intereses o deseos particulares.

   Sabemos que la confianza en nosotros mismos y en el futuro próximo es un factor básico para reemprender la marcha. La comprobación de que todos remamos en la misma dirección es fundamental para volver a confiar en nuestras posibilidades.

domingo, 24 de marzo de 2013

Jugando con fuego en Chipre


    En un ejercicio de soberanía democrática, el Parlamento de Chipre ha decidido rechazar el programa de medidas que, de manera más o menos explícita, la Troika (Comisión Europa, Banco Central Europeo y FMI), le había obligado a aprobar como condición indispensable para recibir la ayuda que precisa su banca y evitar la situación de insolvencia.

    En esta ocasión, a las consabidas medidas de recortes sociales y reducción drástica del déficit, se había añadido una nueva y absolutamente inesperada: penalizar los depósitos de los clientes en los bancos chipriotas con reducciones entre casi un 7 y un 10%. Unas medidas como ésas, de aplicarse, dañarían la confianza en el sistema bancario de la Eurozona y aumentaría la presión financiera sobre el Sur de Europa.

  Las consecuencias al rechazo del Parlamento chipriota han sido inmediatas: los mercados bursátiles, en guardia; y la inquietud sobre un empeoramiento de la crisis en la Unión Europea se reaviva.

domingo, 17 de marzo de 2013

En busca de la igualdad real


    Ya pasó el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, pero la igualdad real es todavía un objetivo por el que trabajar todos los días. Por eso, creo que deberíamos de reflexionar acerca de lo concreto, de lo que realmente pasa. Por ejemplo, aunque es indudable que se han producido avances muy importantes en todos los órdenes, si nos fijamos en cómo reaccionan muchos jóvenes ante las relaciones con el otro sexo, comprobamos que aún queda mucho camino por andar.

    En un país en el que, todavía hoy, una parte de las chicas jóvenes de entre 14 a 20 años subordinan su papel en la vida al del hombre; y en el que entre los chicos jóvenes de entre 14 a 20 años una elevada proporción sigue considerando a la mujer como un mero instrumento a su servicio; el esfuerzo de educar a los jóvenes en unas relaciones basadas en el respeto y la igualdad debe ser tenaz y firme. 

    Ésa es la raíz del problema, eso hay que atajarlo con la Educación; y por eso me pareció una aberración la supresión de la asignatura de 'Educación para la Ciudadanía', porque esa asignatura educa, entre otros, en esos valores precisamente.

domingo, 10 de marzo de 2013

Sin igualdad, no hay justicia



    Esta semana se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer proclamado así por la ONU hace ya más de un siglo (1911). Y en pleno desarrollo del siglo XXI, el Parlamento de Andalucía considera fundamental la celebración de este Día en pro de contribuir a la igualdad de acceso, de capacitación y de oportunidades para todas las personas, independientemente de su género.

    Esta institución, en su línea de Parlamento Abierto, ha desarrollado una jornada sobre la mujer y el nuevo modelo productivo donde hemos ofrecido nuevas visiones que contribuyan a la salida de la crisis, de la mano de protagonistas de la realidad social: las mujeres, que se esfuerzan para contribuir al desarrollo de nuestra tierra. Además, exponemos hasta final de marzo cuadros de dos pintoras andaluzas que reflejan la imagen de la mujer en diferentes épocas y sociedades. 

    En Andalucía, más de la mitad de la población son mujeres, más de 4 millones de mujeres con multitud de historias de lucha, de trabajo, de talento y superación. Y Andalucía no puede prescindir de ellas, ha de aprovechar la potencialidad de toda su población.

    Por ello, es fundamental que seamos tenaces en el empeño de la igualdad real, en la vida social, económica y política; pero también en la vida cotidiana, en la familia, en las relaciones de pareja; en suma, se trata de librar permanentemente el combate contra la discriminación allí donde se da, y especialmente contra la violencia machista que aterroriza a miles de mujeres.

    En este sentido, es vital mantener y potenciar un sistema democrático que vele por los derechos fundamentales, que mediante las políticas sociales, de educación y de salud, garantice la cohesión social. Sólo así, con una comunidad equilibrada y cohesionada, podemos alcanzar altas cotas de madurez y conquistar el futuro. Apuesto por una Andalucía en la que seamos conscientes del valor añadido que ofrece nuestra gente para recuperar la senda del progreso. Y para el desarrollo, las mujeres ocupan un puesto en cabeza.

    Desde las altas responsabilidades de dirección hasta la mano de obra más básica, pasando por las universidades, el ámbito rural o perfiles más técnicos o políticos, cualquier sociedad que se precie necesita que la mujer ocupe el lugar que le corresponde: exactamente el mismo que el hombre, tal y como fija el tercer Objetivo del Milenio.

    Esa igualdad necesita un modelo de desarrollo cuyo centro sea la dignidad humana, que empieza por poner a todo el mundo al mismo nivel. Como el 8 de marzo, el resto del año hemos de promover la reflexión, la sensibilización y el debate permanente sobre el papel de la mujer en nuestra comunidad, centrada sobre todo en su relación directa con el nuevo escenario configurado en el ámbito laboral debido a la crisis económica.
 
   Necesitamos crear ese imprescindible eslabón de equidad para poder construir un mundo más digno. Porque sin igualdad, no hay justicia.


Andalucía, 10 de marzo de 2013
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

domingo, 3 de marzo de 2013

Día de Andalucía: Estatuto y Democracia



  Esta semana hemos celebrado el Día de Andalucía, hemos rememorado un acontecimiento singular de nuestra Historia: aquel 28 de febrero de 1980 en el que, de manera excepcional, nos afirmamos en nuestra voluntad de conquistar la autonomía plena. Mis principales mensajes en el pleno extraordinario del Parlamento por tal efeméride están en este texto y en el vídeo de más arriba.

    El pueblo andaluz es ejemplar. Nuestro espíritu fue y sigue siendo el de contribuir al desarrollo del Estado de manera solidaria, ejerciendo nuestra capacidad de autogobierno. En todo momento apostamos por un modelo territorial de España de carácter integrador, con la meta de conseguir un desarrollo sostenible de Andalucía, con cohesión social, en el que nadie se quede atrás.

    Desde este Parlamento, como máximo instrumento político democrático al servicio de la sociedad andaluza, estamos llamados a formular respuestas firmes, claras y contundentes para retomar la senda de desarrollo y recuperar la confianza en nosotros mismos como sociedad, y la confianza de los ciudadanos en las instituciones autonómicas que conquistamos aquel 28 de febrero.