domingo, 16 de febrero de 2014

Andalucía: financiación justa y equilibrada



     Desde que se inició el diseño del Estado de las autonomías, Andalucía ha venido jugando un papel propio y específico en esa organización territorial y ha tenido siempre la ocasión de participar de manera decisiva en la definición de una estructura territorial de España justa y equilibrada.

     Tras más de tres décadas de andadura autonómica, asistimos a un debate sobre el modelo territorial, abierto sobre todo a raíz de los planteamientos soberanistas de alguna Comunidad Autónoma. En ese debate, más allá de cuestiones de otra naturaleza, lo que subyace es un debate acerca de los recursos financieros de las comunidades autónomas. Entre otros asuntos, se antoja fundamental la creación de un nuevo modelo de financiación que sustente el desarrollo de una política y un gobierno adecuado en cada una de las regiones españolas, que garantice la prestación de los servicios públicos fundamentales – educación, sanidad y servicios sociales – en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos, con independencia de su lugar de residencia.

      Desde Andalucía entendemos que es posible un sistema de financiación justo que garantice la autonomía y suficiencia de las comunidades para llevar a cabo sus políticas propias y que, al mismo tiempo, garantice el principio de igualdad.

     La vocación de nuestra Comunidad Autónoma es y ha sido siempre de colaboración y, en este caso, apostamos por una solución global, que encuentre el equilibrio necesario que huya tanto de quienes quieren volver al centralismo como de quienes pretenden obtener privilegios. Nuestro papel es el de avanzar para contribuir a una nueva organización territorial con el único límite de la igualdad entre todos los españoles. 

     En este sentido, la tendencia ha de ser la de unificar criterios en materias básicas y servicios públicos fundamentales para lograr que existiera una misma contribución económica para ofrecer estas coberturas a cada persona en cada territorio. Hemos de valorar de forma equitativa estos servicios públicos de Educación, Salud, Dependencia, Servicios Sociales, Vivienda, etc... y fijar un coste medio que sirva de referencia para todas las comunidades autónomas y, en función de ello, recibir la dotación económica necesaria para poder atender a todos y cada uno de los habitantes de nuestra comunidad. 

    Sin agravios comparativos y garantizando así que tratamos por igual a toda la ciudadanía, ya viva o trabaje en Andalucía, Galicia, Cataluña, Madrid o cualquier de las 17 comunidades.

     Andalucía, que se acerca un año más a la celebración de su autonomía, el próximo 28-F, está preparada para jugar, como hasta ahora, un papel respetuoso e integrador con las diferentes identidades y en defensa de la igualdad, como hicimos hace más de treinta años. Con esta posición queremos contribuir a mantener abierta la puerta hacia un futuro compartido de convivencia y de progreso entre todas las Comunidades y entre todos los ciudadanos y ciudadanas de España.

Andalucía, 16 de febrero de 2014
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

3 comentarios:

  1. Me gusta su punto de vista Sr. Gracia. No podemos permitir que Cataluña tenga privilegios. Ni ellos ni nadie, claro

    ResponderEliminar
  2. En teoría está bien, pero no sé si realmente podrán parar que Cataluña tenga más dinero que nosotros. El que no llora, no mama

    ResponderEliminar
  3. Señor Gracia, ¿qué papel tendrán las 8 diputaciones provinciales andaluzas en la nueva ventana semanal de información parlamentaria en las desconexiones provinciales radiofónicas y televisivas de la RTVA? ¿se mostrará también el trabajo de los políticos de todos los partidos gobernantes y opositores de dichas diputaciones en sus respectivos territorios? Esta última pregunta sobre las diputaciones provinciales la hago también sobre los políticos andaluces de todos los partidos del Congreso de los diputados y del Senado.

    ResponderEliminar

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.