domingo, 9 de marzo de 2014

Día de la Mujer: evitar el retroceso



      Cerramos hoy una semana que ha estado repleta de actos con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebraba ayer, día 8 de marzo de 2014. Han sido miles las personas, mujeres y hombres, que han participado en estos actos para recordar la necesidad de trabajar continuamente por la igualdad y los derechos de las mujeres.

      Esta suma de actividades de concienciación es el fruto del esfuerzo colectivo de las mujeres del pasado y del presente. Gracias a este trabajo, y al progreso de la sociedad, hemos conseguido grandes avances en esta materia, nos hemos dotado de instrumentos legislativos fundamentales que posibilitan la igualdad legal, pero debemos seguir peleando por alcanzar la igualdad real.

       La actual crisis, que castiga con dureza a las mujeres, hace que nuestros esfuerzos deban ir unidos para conseguir superar este delicado momento y lograr la cohesión y la justicia sociales, para el bien del conjunto de la ciudadanía andaluza. Por ello, debemos estar vigilantes, no sólo para no retroceder en los derechos adquiridos, sino para asentar los fundamentos de un nuevo modelo económico y social más equitativo y más igualitario, que pasa sin duda porque sea un modelo repleto de justicia y de libertad.

      Hay que evitar el retroceso en materia de derechos y libertades en nuestro país; y evitar eso pasa, en estos momentos, por replantearse muchas acciones legislativas y de gobierno que reducen la autonomía y capacidad de las mujeres y las convierten en las primeras sacrificadas ante la difícil situación económica que atravesamos.

Especialmente importante debe ser el actuar con relación a tres leyes aprobadas anteriormente por el Gobierno central: la Ley de Dependencia, la Ley Integral contra la Violencia de Género y la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Las dos primeras necesitan que no se recorte su financiación, puesto que la vacían de contenido y, en el primer caso, condenan a las mujeres a quedarse en casa cuidando de los familiares enfermos y, en el segundo caso, se deja desprotegidas a las víctimas de la violencia machista. La tercera, por su parte, se quiere desmantelar con un anteproyecto legislativo que recibe el rechazo de amplios sectores de la ciudadanía, y que reabre un debate que estaba más que resuelto en la sociedad española.

Asimismo, la tasa de actividad femenina, que siempre había crecido, está descendiendo, porque no se invierte ni apuesta realmente por el desarrollo completo de las mujeres. Si todo esto no se corrige, España se situará a la cola de los países democráticos en cuanto a derechos civiles y sociales de su ciudadanía. Y una sociedad moderna no puede condenar a las mujeres y enterrar todo el talento que representan. Trabajemos por construir y no por destruir. La igualdad y la libertad son el camino. 

Andalucía, 9 de marzo de 2014
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.