domingo, 29 de junio de 2014

La e-Democracia en Europa


     Como ya sabéis, la reunión del grupo de e-Democracia, uno de los seis grupos de trabajo de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE), se ha celebrado en el Parlamento de Andalucía ha contado con la asistencia de una veintena de responsables europeos que representan a doce parlamentos regionales de la Unión Europea, entre ellos siete presidentes de asambleas regionales. 

      Tanto la Presidenta de la CALRE y del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, como yo hemos insistido en que la e-Democracia se revela como un elemento clave para recuperar la confianza de la ciudadanía porque impulsa la transparencia de organismos e instituciones, la mejora de la rendición de cuentas e invita a los ciudadanos a involucrarse en los procesos legislativos. 

      En este vídeo, podréis ver las reflexiones de ella y de ponentes y representantes parlamentarios que han participado en este encuentro y que han aprobado por unanimidad el informe de conclusiones debatido previamente por los representantes de los parlamentos regionales europeos. De hecho, en dicho informe se incluyen diversas propuestas que son elevadas al pleno de la Asamblea de la CALRE (Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa) para ser analizadas antes de pasar al Comité de las Regiones de Europa. Entre estas iniciativas destacan la recomendación que se hace a los parlamentos regionales de que cuenten con un espacio en sus páginas web sobre la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que los ciudadanos puedan presentar iniciativas y ver el contenido de las mismas en curso y que además se puedan recoger las firmas online para las ILP. 

domingo, 22 de junio de 2014

Comunicación e Igualdad


     Hace unas semanas se ha celebrado en el Parlamento de Andalucía unas jornadas del Consejo Audiovisual de Andalucía que llevan por título 'Medios de Comunicación e Igualdad: una alianza necesaria', una iniciativa organizada por este órgano de extracción parlamentaria y la UNESCO y en la que se pretende debatir sobre una cuestión fundamental dentro del ámbito de la información y la comunicación.  En este sentido, yo he apelo a responsables políticos y de medios de comunicación para erradicar cualquier uso o abuso de comentarios y estereotipos negativos con la mujer, de supremacía masculina o de cultivo de la desigualdad. 

    Defiendo que la igualdad efectiva ha de ser un pilar fundamental de nuestro Estado y para consolidarse necesita de un universo mediático contemporáneo que esté realmente preparado para el correcto tratamiento de la información vinculada con materia de género, verdaderamente comprometido con el fomento de la igualdad real entre hombres y mujeres.

     Es más, considero que hay que dar la vuelta al enfoque para tener éxito en los objetivos de género marcados: que los medios de comunicación no sean sólo herramientas de vigilancia ante la desigualdad; sino que se encarguen de promover referentes sociales igualitarios y generar así valores y estereotipos no sexistas que sirvan a toda la ciudadanía.

domingo, 15 de junio de 2014

Reunión e-Democracia 2014


     El Parlamento, que representa el pluralismo de nuestra sociedad y es el centro de la soberanía popular, tiene la responsabilidad de abanderar iniciativas para intentar acortar la distancia entre la gente y sus políticos y realizar un impulso junto a toda la sociedad de más transparencia y de más participación. 

     Esta reflexión la he realizado tras la celebración esta semana de la reunión del grupo de e-Democracia, uno de los seis grupos de trabajo de la Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales de Europa (CALRE), que se ha desarrollado en el Parlamento de Andalucía y que ha contado con la asistencia de una veintena de responsables europeos que representan a una docena de Parlamentos regionales de la Unión Europea, entre ellos siete presidentes de asambleas regionales. 

     Insisto en que la e-Democracia se revela como un elemento clave para recuperar la confianza de la ciudadanía porque impulsa la transparencia de organismos e instituciones, la mejora de la rendición de cuentas e invita a los ciudadanos a involucrarse en los procesos legislativos.

domingo, 8 de junio de 2014

Monarquía o República


     La noticia de esta semana ha sido, sin duda, la abdicación del rey Juan Carlos I, la cual ha provocado una serie de reacciones que abarcan toda clase de pareceres en torno a la monarquía parlamentaria que elegimos como sistema de nuestra democracia.

     Para empezar, quiero realizar un reconocimiento al papel decisivo que ha desempeñado el monarca en estos últimos casi 40 años de la historia de España. Tal y como nos hemos expresado los diputados y senadores constituyentes en un homenaje que recibimos esta semana en el Congreso, su labor ha sido fundamental; y considero que la inmensa mayoría del pueblo español está de acuerdo en valorar su trabajo y su aportación en la Transición Española, la creación de la Constitución y el establecimiento del sistema democrático, además de garantizar su estabilidad y consolidación cuando se han dado situaciones de riesgo para nuestra convivencia en paz y libertad.

    Precisamente esa paz y esa libertad son lo que más aprecio en las concentraciones celebradas en ciudades andaluzas y en las movilizaciones en redes sociales que se han producido esta misma semana solicitando la convocatoria de un referéndum de Estado para elegir entre monarquía o república como sistema de gobierno para España.

domingo, 1 de junio de 2014

Elecciones Europeas 2014


        Los resultados de las elecciones europeas han arrojado resultados dispares para los partidos políticos que han concurrido a estos comicios y, en cada caso, se realizan una serie de reflexiones. Entre todas ellas, yo quiero hablar sobre lo que tiene que ver con la confianza ciudadana y la conexión de fuerzas políticas y de administraciones públicas con la sociedad.

      La participación en las elecciones europeas –pese a sobrepasar ligeramente los porcentajes de 2009- ha sido baja y ha constatado que gran parte de la ciudadanía no interviene en los procesos electorales, y muchos de quienes lo hacen optan por alternativas o votos de protesta frente a los partidos tradicionales.

       Considero que esa desafección de la política hay que atajarla con hechos, hay que hacer cosas. Porque puede que nos equivoquemos en las medidas o en las propuestas que pongamos en marcha para responder a ese clima de desconfianza, pero lo peor que podríamos hacer es quedarnos quietos, que todo siga igual y dejar que se vaya deteriorando progresivamente la relación entre política y ciudadanía.