domingo, 26 de octubre de 2014

Forum Europa: Renovación Democrática


   Recientemente he realizado una visita institucional a Málaga y desarrollé una conferencia sobre la actualidad en materia de política y democracia, la cual titulé 'Parlamentarismo y Crisis de la Política' y que pronuncié dentro del ciclo del 'Fórum Europa. Tribuna Andalucía'. 

     He sido presentado por el Consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado y he podido charlar con cerca de 300 personas de las instituciones y sociedad civil malagueña. Y mis primeras palabras han sido para el ex alcalde de Málaga Pedro Aparicio, recientemente fallecido, al que he dedicado mi intervención y al que he querido recordar con cariño por su buen hacer en política y en la vida.

   He querido reflexionar sobre la situación actual de las instituciones públicas y en qué punto se encuentran las relaciones entre las administraciones y sus representados, la ciudadanía. En este sentido, he hablado de la importancia de hacer política, buena política, y que ha de ser construida por parte de todos en nuestro día a día. A este respecto, tengo una premisa muy clara: ante el malestar social sólo cabe un tratamiento: más democracia y mejor democracia.

    Vivimos en una sociedad de la información y la comunicación, en la que los medios –los convencionales y los más innovadores como las redes sociales– juegan un papel muy relevante, porque de ellos, en gran medida, depende una condición decisiva para que el acto de representación sea posible: el derecho a la información y la libertad de expresión. Y junto a los medios de comunicación e información, existe otro actor a considerar, los poderes económico-financieros. Hoy más que nunca, esos poderes, en la sociedad de la globalización financiera, no son conocidos, no tienen rostro, pero nadie duda de que son en muchas ocasiones, quienes 'mecen la cuna' de los mercados y de las economías del mundo.

   Los partidos políticos son el medio a través del cual se hace posible el principio de la representación. Por eso, la mejora de nuestro sistema democrático que se persigue no sería posible sin el protagonismo que corresponde a los partidos políticos, los cuales han de modificar sus estructuras y adaptarlas a una forma de conexión con la sociedad de mayor apertura e integración. Los partidos, en aras de su modernización, han de invertir más en sí mismos y en la formación de sus miembros, para así responder a la complejidad de los problemas sobre los que deben de aportar respuestas.

   De la misma forma, los partidos políticos deben tener un código ético, que no solo marque con nitidez la línea entre lo público y lo privado frente a posibles corruptelas, sino que además establezca unos principios de actuación tanto hacia el interior de cada formación como en su relación con la ciudadanía. En lo que se refiere a financiación de los partidos, diré que debe ser mayoritariamente pública, sin que la financiación privada y las aportaciones de particulares, que solo podrán ser de personas físicas identificadas, puedan superar determinados porcentajes del presupuesto.

     Abrir más los partidos políticos a la sociedad significa dotarlos de mecanismos también de democracia deliberativa y participativa. Por eso, la implantación de primarias abiertas, la celebración de asambleas ciudadanas, la utilización de consultas y encuestas para conocer la opinión de la ciudadanía y de la militancia sobre cuestiones concretas, me parecen medidas que deberían generalizarse en todas las formaciones políticas. Junto a ello, la buena utilización de los cauces institucionales de participación, -consultas populares, foros, etc– y de las nuevas formas de participación que brindan las nuevas tecnologías, como las redes sociales o las plataformas digitales, pueden ser una buena forma de abrir las organizaciones políticas a la ciudadanía. 

     Todas estas opiniones y otras, relacionadas con los propios medios de comunicación, con los poderes públicos de la Justicia y la responsabilidad de las empresas y entidades privadas en todo esto, es lo que aparece en el vídeo que acompaña este texto de mi blog. 

Andalucía, 26 de octubre de 2014

Manuel Gracia Navarro

Presidente del Parlamento de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.