domingo, 7 de diciembre de 2014

La Constitución en la escuela


     Esta semana he realizado una visita institucional al municipio cordobés de La Carlota, donde, además de reunirme con la alcaldesa de la ciudad, Rafaela Crespín, para conocer la situación de esa población, he charlado con estudiantes de Primaria y Secundaria en el CEIP Monte Alto y, con motivo de la próxima celebración del Día de la Constitución, hemos reflexionado y debatido sobre la Carta Magna y he estado interesado en darles “las respuestas que merecen” para que sepan interpretar la sociedad en la que vivimos. 

     Literalmente, he respondido a las preguntas que habían trabajado las diferentes clases del centro escolar, y que han abordado cuestiones sobre el origen de la Constitución de 1978 y sus características y diferencias respecto a otras, las funciones del Parlamento, la misión de los partidos políticos y las garantías para que cumplan sus promesas, o la protección que ofrece la Constitución para el cumplimiento de derechos fundamentales como son la vivienda o el trabajo. 

     En resumen, yo les he asegurado que la Constitución de 1978 y el conjunto de instituciones representativas que emanan de ella, son protagonistas de los innegables logros económicos, sociales y culturales que el pueblo español y el andaluz han conseguido en el período más largo de toda su historia en democracia y en paz. 

     Porque, si no fuera por la Constitución de 1978, ni tendríamos acceso universal a la sanidad pública, ni el derecho a la educación podría ser ejercido por toda la ciudadanía, no habría un sistema de pensiones, ni existirían los derechos y libertades que hoy alcanzan a todos los españoles, ni, por supuesto, podríamos elegir a nuestros representantes por sufragio universal, libre, directo y secreto. Yo me defino como profundo defensor de la democracia parlamentaria y mi opinión es que debemos seguir usando textos como la Constitución o el Estatuto de Autonomía de base para el desarrollo de Andalucía y España, pues nos ayudan a avanzar preservando nuestros derechos y libertades. 

     En definitiva, considero quel conjunto de instituciones que va desde los ayuntamientos hasta el Gobierno Central y el marco normativo que nos hemos construido sobre la base de la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Andalucía se han descubierto como útiles para el progreso de nuestra tierra. Sirvieron hace 35 años para avanzar y ahora han de servir a la nueva ciudadanía andaluza para superar las adversidades. 

     Por otra parte, y como presidente de la Cámara autonómica, he apelado también a construir entre todos un Parlamento más transparente y más participado para que sea un instrumento útil, eficaz y de confianza en el que la ciudadanía encuentre respuesta a sus problemas concretos y atención a sus necesidades fundamentales. 

     Mi visita tiene un doble objetivo: por un lado, trasladar la actividad del Parlamento a todo el territorio andaluz, y, por otro, escuchar la voz de instituciones y organizaciones sociales de los municipios para que la Cámara esté más conectada con la realidad de toda Andalucía.

Andalucía, 7 de diciembre de 2014
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.