domingo, 11 de enero de 2015

VI Pleno Infantil de UNICEF


     Esta semana, al margen de episodios desagradables para todos nosotros, los niños y las niñas han sido los protagonistas con la Festividad de Reyes. En recuerdo a ellos ilustro mi entrada de este año con una de las actividades del Parlamento de Andalucía donde precisamente los niños son los protagonistas...

     El VI Pleno Infantil de UNICEF ha congregado en el último tramo del año en el Salón de Plenos de la institución a 130 alumnos y alumnas de entre 8 y 15 años, además de los profesores, familiares y personal de UNICEF, que han acudido al Parlamento desde diversos puntos de Andalucía como Almonte en Huelva, Villafranca y Castro del Río en Córdoba, Cazalla de la Sierra y Puebla del Río en Sevilla o Coín en Málaga y que han ocupado los escaños de los diputados y diputadas con el objetivo de celebrar el Día Universal de la Infancia. 

     Han trabajado mucho antes de llegar aquí a través de la campaña Nos ALIAmos con dinámicas comunitarias, para darse cuenta del potencial que cada persona puede aportar a un proyecto común y cómo ese potencial se multiplica cuando se une con el de otras personas que quieren hacer lo mismo.

     He inaugurado este pleno y he afirmado ante ellos que todos nosotros, políticos, profesores, familias, médicos, policías, etc. tengamos la obligación de que se cumplan sus derechos y brindemos un mundo justo en el que sea posible vivir dignamente y en paz, se viva donde se viva. 

     En mi intervención he destacado que la Convención de los Derechos de la Infancia ha cumplido 25 años desde que muchos países se pusieran de acuerdo para firmar este tratado internacional, el primero que reconoce los derechos de los niños y reconoce como agentes activos de nuestra sociedad, con una voz propia que debe ser escuchada como lo hacemos hoy aquí en el Parlamento. 

     En definitiva, he recordado la situación complicada que pasan muchas familias que a veces no tienen ni lo básico para comer o vestirse. Son situaciones que se producen alrededor de nuestro barrio o nuestro colegio y que debemos arreglar. Parte de la solución está aquí, porque si copiamos el esfuerzo de los más pequeños y su unión por cambiar las cosas, estoy seguro de que podemos darle la vuelta a los malos momentos y convertirlos en buenos: con voluntad, con compromiso y con interés por construir entre todos un mundo más justo, digno y solidario. 

Andalucía, 11 de enero de 2012
Manuel Gracia Navarro
Presidente del Parlamento de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios del blog son moderados. Su publicación y la posible respuesta se tramitarán lo antes posible, pero pueden demorarse hasta 24 horas. Consulta las directrices básicas de participación en este enlace.